Ene 25

Qué plantar en invierno en un huerto urbano

Bienvenidos un día más al blog de Noticias del hogar, en el post de hoy hablaremos sobre qué verduras se pueden cultivar durante el invierno para sacar el mayor provecho a vuestro huerto urbano durante todo el año.

Estas son algunas de las verduras que podéis plantar en vuestro huerto urbano:

Lechugas

Las lechugas son las hortalizas más sencillas de cultivar, su cultivo es bastante rápido y se puede cultivar casi todo el año siempre y cuando no haya riesgo de heladas. Se puede plantar casi todo el año y la flor tarda entre casi dos meses y 3 meses, dependiendo de la variedad de lechuga. Si la cosecha se retrasa podemos correr el riesgo de que la lechuga florezca y se amargue. Las lechugas deben estar separadas entre sí un o dos cm y es importante no profundizar mucho.

Ajos

 

Los ajos son muy resistentes al frío, se pueden cultivar de enero a marzo en las zonas cálidas, pero en las zonas frías de enero a marzo. Entre los dientes de ajo debe haber una distancia de unos 10 cm. Se puede mezclar en el mismo lugar que las lechugas, las fresas, las zanahorias y con cualquier otro cultivo de ciclo largo. Además, actúa como repelente natural de insectos. Para plantar ajos sólo es necesario un diente de ajo.

Coles

Hay variedades de coles que resisten bien al frío, y hasta heladas de -7 grados. Hay que seleccionar muy bien la variedad. Deben regarse con abundante agua, ya que, a las coles le gustan los suelos húmedos. A la hora de cosecharlas deberás sacarlas de raíz para prevenir cualquier aparición de enfermedades en la tierra.

Coliflor

La coliflor se adapta perfectamente a temperaturas bajas, es un vegetal de estaciones frías. No es tan resistente al calor, debido a que la radiación directa a la flor hace que se descolore y pueda tener mal sabor. También, el suelo que necesita debe estar compacto, firme, poroso y bastante húmedo.

Zanahorias

La zanahorias necesitan que la semilla se plante a 1 cm de profundidad, además, entre semilla y semilla debe haber una separación de 2 cm. Aunque, no esperéis un zanahoria tan larga como la de un huerto convencional, debido a que la profundidad es limitada. Las cosechas de la zanahoria suele hacerse de 70 a 120 días después de la siembra, según la variedad que hayáis plantado.