Cómo quitar el estuco veneciano paso a paso

Revestir las paredes con estuco veneciano estampa elegancia a los ambientes, pero eliminar el estuco veneciano no siempre resulta muy simple así que es posible que hace un tiempo te parecía una buena opción, por su aspecto elegante, acabados brillantes, un ambiente sofisticado peculiar, pero ahora simplemente estás valorando otra opción o has heredado la propuesta y el estuco veneciano no acaba de encajar con los planes de diseño y decoración que tienes para la habitación en concreto.

Y aquí estás, pensando en cuál es la mejor forma de cambiar en totalidad el aspecto de esos muros que durante años han acompañado el salón, el dormitorio o la cocina. Eliminar el estucado correctamente no es algo simple. Aunque, a primera vista, los pasos a seguir no afirman demasiadas complicaciones, equivocarse en el proceso puede traerte problemas a corto medio plazo y hacer que la nueva pintura que apliques acabe salpicada de imperfecciones, cuando no de algo peor.

Confiar la tarea a profesionales pintores es la mejor garantía de éxito porque puede ahorrarte tiempo, dinero y disgustos. En cualquier caso, si estás dispuesto a decirle adiós a tu estuco veneciano, te damos todas las claves para eliminar el estucado de cualquier estancia de tu hogar.

 

CÓMO ELIMINAR ESTUCO VENECIANO PASO A PASO

 

Como cualquier otro revestimiento el estuco veneciano puede acabar por aburrirte con el paso del tiempo ya que los tiempos varían y los gustos también de forma que, no te tortures pensando en lo complicado de cómo eliminar el estucado. Si está decidido a hacerlo tú mismo, la técnica más utilizada comprende 3 pasos básicos para deshacerte definitivamente del estuco veneciano de tus paredes.

  • LIJAR

Es un paso importante para eliminar el estucado y es que, no hacerlo, es una de las principales amenazas para los nuevos cambios. Tienes que pulir a conciencia el área del estuco veneciano para abrir el poro porque, de otra forma, sufrirás problemas de agarre en la pintura que lo cubra después.

  • APLICAR IMPRIMACIÓN

Lo perfecto es poner unas cuantas copas de imprimación que, junto al lijado anterior, minimizarán los problemas de agarre que comentábamos y garantizarán que logres un acabado final duradero.

  • PINTAR

Hay personas que antes de pintar optan por un segundo lijado, aunque no todos los especialistas recomiendan hacerlo como paso fundamental para quitar el estuco veneciano. Tanto si te inclinas por añadir este punto como si no, una vez que termines, podrás aplicar la pintura o el acabado que desees para sustituir tu antiguo estuco.

Parece fácil, ¿verdad? Ten en cuenta que algunos estucos tienen ceras o barnices como parte del acabado final y, en estos casos, muchos especialistas aconsejan quitarlos, antes incluso de lijar, aplicando con un paño aguarrás, disolvente o semejantes.

 

Noticiasdelhogar es un blog con una gran variedad de entradas sobre hogar, decoración, diseño, construcción, arquitectura y bricolaje.